Seguinos en las redes y sé parte de la comunidad más

amplia de eventos compartidos de Argentina. 

 

Ingresá y registrate como miembro para poder

cargar tus eventos

 

 Tus datos no serán divulgados y tienen absoluta confidencialidad.

SUSCRIBITE PARA RECIBIR RECOMENDACIONES

CONTACTO

Cel: + 54 9 11 6768-5446

Email: contacto@circulardearte.com

Un mundo de sensaciones

Sonorium es un mundo de sensaciones conformado por escenas con una premisa: la música. Dentro del género clown las oportunidades son infinitas, en este caso la línea conductora de la obra nace de un proyecto llamado “Laboratorio musical” a cargo del director de la obra: Agustín Saiegh.

Al comenzar la obra, el público reacciona de inmediato con aplausos a tiempo musical. Durante todo el espectáculo casi no hay palabras sin rítmica melódica, solamente en los momentos necesarios.

El recorrido musical es amplio, desde lo geográfico hasta lo emocional; el espectador es llevado por Italia, por las calles de dos apalabrados mendigos, a un funeral judío, a un circo hasta a escenas abstractas en las que sólo se visualizan luces; en cuanto a lo emocional, el amor, la ternura, la carcajada, lo bizarro y lo lúdico aparecen en escena.

La interacción del público está permitida y requerida en esta obra, las canciones conocidas son coreadas por los espectadores; de esta forma los roles de espectador y actor se mezclan, se mimetizan de manera espontánea. El público adulto confunde por momentos cuando puede interactuar, mientras que los niños, al carecer de preconceptos sociales, hacen comentarios sin deliberación. Los actores no dudan, no temen a la interacción, la aprovechan y la traducen en su lenguaje.

Además de la música, las actuaciones son acordes al género, los clichés son caricaturizados y las escenas que carecen de interpretación actoral (las lumínicas) funcionan igual que las demás.

Para ser una obra en la cual el hilo conductor es la música, hay demasiados temas grabados. El único músico que no actúa se posiciona al rincón del escenario con poco protagonismo y acción. El resto de los actores cantan (salvo la mujer que inicia la obra hablando con una musicalidad de extranjera). Los números que no son cantados en vivo son actuados parodiado una interpretación con música grabada de fondo. Las actuaciones en estos casos supera a la calidad musical.

Los instrumentos en escena (entonados por los actores) son pocos pero valorables: una guitarra criolla en un acústico melancólico y un instrumento de percusión metálico. El resto de los instrumentos son las cuerdas vocales de los actores, tanto para simular instrumentos como para expresar su canto. Las voces del show son variadas y decididas. El mundo de la obra remite a:

“Tengo un mundo de sensaciones un mundo de vibraciones que te puedo regalar (…)” Sandro.

Dirección: Agustín Saiegh. Actores: Adrián Gustavo Federico, Cecilia Daniela Settembrino, Florencia María Morcaldi, Indira Briggiler, Juan Osuna, Julián Del Valle, Lucas Di Giorgio, Marcelo Barthaburu, María Eugenia Riera, María Florencia Izzo Villafañe, Mauro Gonzalez, Mijal Geigner, Pablo Sleiman, Silvina Grinblatt, Sofia Boretchkaia, Stephanie Runge. Funciones finalizadas Espacio Aguirre: Aguirre 1270; Viernes 22hs. Reservas: teatro@espacioaguirre.com.ar

15.03.2016 Por Flor Carrasco

1 vista