Seguinos en las redes y sé parte de la comunidad más

amplia de eventos compartidos de Argentina. 

 

Ingresá y registrate como miembro para poder

cargar tus eventos

 

 Tus datos no serán divulgados y tienen absoluta confidencialidad.

SUSCRIBITE PARA RECIBIR RECOMENDACIONES

CONTACTO

Cel: + 54 9 11 6768-5446

Email: contacto@circulardearte.com

¿Qué tan locos?

LOS HIJOS DE EVA

¿Acaso los locos saben que están locos? “Los hijos de Eva” lo responde sin problemas ni disfraces.

La escenografía está compuesta por dos camas cuchetas, y otros elementos precarios: una mesa pequeña, una ventana enrejada con fondo negro, y un mate para los privilegiados. Cada personaje está caracterizado de modo preciso y burlesco frente a cada problema. La obra relata los desmanes de los cinco “locos” en una sala para cuatro en escenas lúdicas. A pesar de ello hay un mensaje oculto que se revela al finalizar el función. Podrían perderse detalles valiosos opacados por los chistes, el evento artístico está lleno de guiños sobre la vivencia en una sala de un hospital psiquiátrico.

Juan es el loco más cuerdo y calmo de todos, encontró su lugar en el mundo y se asume como es, se autoproclama loco. Sabe tratar a su colegas, con firmeza cuando lo necesitan y compasión y compañerismo en otros momentos. Dice ser hijo de Eva Duarte de Perón, mientras que el nombre del espectáculo remite también a otra Eva. Jorge es el único integrante que debate su presencia en ese lugar, se desentiende de llamarse loco, su padre militar lo internó por supuestos riesgos políticos de la época. Arturo es de pocas palabras, puro espasmo gestual y sumiso a las palabras de Juan. Jesús tiene un nombre acorde a su ideas, es pacifista y temeroso. Domingo, el último paciente en aparecer en escena, es desenfrenado y está atrapado en realidades diferentes de manera constante. En ningún hospital puede faltar el enfermero, en este caso Rosendo es un enfermeto decidido hasta que llega el doctor a escena.

El casting es curioso, el evento artístico pretende mostrar la realidad de una sala de dichas características mientras que los actores en su mayoría son modelos formados físicamente y carecen de ropa en gran parte del evento teatral, las excusas para tomar un baño en escena sobran. Las interpretaciones pueden variar. Lo que no puede evitarse son los comentarios de adolescentes admirando la belleza de algunos actores mientras la obra plantea otra temática. La dicción de los intérpretes es rápida, lo que genera un buen ritmo y un problemático entendimiento.

Jorge decide entonar (a pedido de Juan) un tango representativo de su sentir, el pequeño detalle resume su opinión del mundo y sitúa al espectáculo en un espacio tempo que luego se pondrá en duda, así como invita al público a poner en duda su espacio y lugar, su concepto de locura y cordura.

Los prejuicios sobre las internaciones representadas la obra son parodiadas, dejan el drama de lado y sitúan al “loco” sin esas comillas. ¿Acaso los locos saben que están locos? “Los hijos de Eva” lo responde sin problemas ni disfraces.

Dirección y Dramaturgia: Diego Doello. Actores: Ulises Puiggrós: Juan / Julián Outeda: Jorge / Ezequiel Esteban Martinez: Arturo / Diego Schmukler: Domingo / Santiago López: Jesús / Emanuel García: Rosendo / Diego Doello: Doctor. Asistencia: Sebastian Sinnott. Producción: PROMOACTUAR. Fotografía: Mariana Lozano. Funciones finalizadas Estreno: 9 de Abril. Sábados 22:30 hs. Auditorio LOSADA: Av. Corrientes 1551. Reservas: 4371.9098 Con el apoyo del Centro Cultural BORDA

22.04.2016 Por Flor Carrasco

1 vista