Seguinos en las redes y sé parte de la comunidad más

amplia de eventos compartidos de Argentina. 

 

Ingresá y registrate como miembro para poder

cargar tus eventos

 

 Tus datos no serán divulgados y tienen absoluta confidencialidad.

SUSCRIBITE PARA RECIBIR RECOMENDACIONES

CONTACTO

Cel: + 54 9 11 6768-5446

Email: contacto@circulardearte.com

Jugar en el Espacio-Tiempo

PARAJE DAS UNHEIMLICH

El tiempo y el espacio son cuestionados en la obra, un vórtice es creado a partir del cual la realidad conocida se relativiza.

Al entrar al espacio teatral los espectadores se encuentran con una columna y un banco ondulado delante de ella. Ambos son de color madera clara, brillantes y pulcros. La luz dirigida a los ojos del espectador es fuerte y enceguecedora, luego de incomodar, de forma lenta, se desvanece junto con la música de violines.

La caminata circular realizada por las actrices inicia el juego inquietante que se llevará a cabo a lo largo del espectáculo. Las intérpretes realizan un vórtice con su caminata, la cual recorre el espacio por delante del banco y por detrás de la columna. La magia ocurre detrás de ella. Allí el agujero de gusano rompe con la relación del espacio y el tiempo conocidos.

El recorrido circular se camina de forma rápida o lenta una y otra vez. Algunas variantes pueden ser vistas por el ojo agudo, mientras que el ojo desatento las verá más adelante.

Los espectadores se ríen de tanto en tanto. La repetición de la escena hace dudar al público de lo que está ocurriendo. Es difícil reconocer cuál de las dos actrices aparece en cada momento, ambas están vestidas igual, tienen una estatura similar y el pelo idéntico. Luego comienzan a diferenciarse y a mostrar sus rostros.

Las interpretaciones son impactantes, inmutables y meticulosas desde los pies hasta las puntas del pelo. Llama la atención la coordinación exacta de Josefina y Jimena. La gestualidad de los rostros de las bailarinas es admirable y por momentos tenebrosa. Sus movimientos son concretos hasta que se transforman en espásticos y comienza a interpretarse el miedo. De esta forma comienzan las corridas y persecuciones.

Los juegos de espacio continúan a lo largo de toda la obra. El banco juega un rol importante en este asunto, detrás de él pasan cosas para que delante se vean diferentes. Hay dos realidades, la primera es la experiencia el espectador y la segunda es la magia que generan Josefina Gorostiza y Jimena Pérez Salerno para que así sea.

Luego de un apagón la iluminación se posiciona en ellas. La visión del espectador se modifica frente a tal cambio de luces. Un efecto recurrente en el cine y casi ausente en el teatro es realizado de manera efectiva en “Paraje das Unheimlich”. El enfoque del espectador deja de posarse en la globalidad del espacio y se traslada a la vista de las intérpretes. La luz deja ver y enceguece al espectador, la decisión es de ellas.

La conclusión del evento teatral es inesperada y ejecutada de manera perfecta. Las sensaciones sugeridas al espectador siguen intactas mientras los aplausos invaden la sala. Las felicitaciones se dirigen a las actrices pero no debe dejarse de lado al resto del equipo que hace posible el espectáculo y al “Espacio Callejón” por su amplia sala sin la cual muchos recursos espaciales no serían posibles.

Dirección: Josefina Gorostiza, Jimena Pérez Salerno. Asistencia de dirección: Ana Gurbanov. Producción: Camila Zapata Gallagher. Intérpretes: Josefina Gorostiza, Jimena Pérez Salerno. Material coreográfico: Matías Sendón. Diseño sonoro: Fernando Tur. Diseño de luces: Matías Sendón. Asistencia de iluminación: Sebastián Francia. Diseño de Vestuarista: Estefanía Bonessa. Realización de vestuario: Patricio Delgado. Realización escenográfica: Leonardo Ruzzante. Fotografía: Ariel Feldman.

20.05.2016 Por Flor Carrasco

0 vistas