Seguinos en las redes y sé parte de la comunidad más

amplia de eventos compartidos de Argentina. 

 

Ingresá y registrate como miembro para poder

cargar tus eventos

 

 Tus datos no serán divulgados y tienen absoluta confidencialidad.

SUSCRIBITE PARA RECIBIR RECOMENDACIONES

CONTACTO

Cel: + 54 9 11 6768-5446

Email: contacto@circulardearte.com

Hogar carcelario

El director de Yerma, hay un niño en la calle resuelve la obra de Federico García Lorca de forma intensa y le propone al espectador una solución al personaje principal manteniendo la fidelidad a su autor.

La versión teatral adaptada y dirigida por Roberto Ibáñez es fiel y mantiene respetuosamente gran parte del texto original de la obra Yerma, poema trágico de Federico García Lorca. Yerma desea ser madre; en una época y lugar donde los matrimonios son arreglados ella está feliz porque sólo así podría tener un hijo. El problema es que no logra concebir, es en lo único que piensa, sueña siente y llora. La adición de la obra de Roberto Ibáñez es un personaje que comienza su papel antes del inicio de la obra, en la sala de espera, un niño que presencia la obra desde la esquina del escenario, posiblemente un hijo sin madre, el personaje que completa la vida de Yerma.

El escenario simula una cárcel, un hogar carcelario, los colores son cálidos pero oscuros, los ocres representan un tono fuerte y al mismo tiempo sombrío. Los cánticos de lucha se hacen presente por el numeroso elenco, la fuerza sale de sus adentros. La fidelidad textual adentra al público a un universo distinto, el léxico no es usual, es de García Lorca.

Yerma, hay un niño en la calle presenta su postura sin tergiversar la obra literaria, pareciera que la completa, la actualiza y puede brindar una solución al gran problema de Yerma. Un problema social podría subsanar un problema personal, una presencia puede llenar una ausencia. Posiblemente Yerma deba tener que dejar de buscar dentro y abrir los ojos afuera. Quizás su marido debería permitírselo, en realidad su marido no debería negarle nada, debería liberarla de ese hogar carcelario.

Yerma: Silvana Coppini Juan: Roberto Caute Víctor: Pablo Viollaz Vieja Pagana: Nonnel Nhoj Dolores: Denise Bell María/Lavandera: Cecilia Fava Muchacha 1 / Lavandera: Carolina Casal Muchacha 2 / Lavandera: Daniela Cimminelli Lavandera: Cecilia Cabrera Lavandera: Claudia Bosco Lavandera: Laura Hierro Lavandera: Maricel Vicente Lavandera: María Alejandra Muratori Cuñada 1 Macho: Rubén Ramírez Cuñada 2 Hembra: Marcelo Beltrán Simo Acomodador: Horacio Serafini Niña: Camila Truyol Ayudante de dirección y coreógrafo: Dario Dorzi Diseño de Escenografia: Victor de Pilla Diseño de Vestuario: Alicia Gumá Diseño de luces: Betina Robles Fotografia: Gabriel Reig Realización de Escenografia: Edgard Ocampo Realización de Vestuario: Ana Paula Fernández, Laura Hierro, Kita Samudio y María Rosa López

22.04.2017 Por Flor Carrasco

0 vistas