Seguinos en las redes y sé parte de la comunidad más

amplia de eventos compartidos de Argentina. 

 

Ingresá y registrate como miembro para poder

cargar tus eventos

 

 Tus datos no serán divulgados y tienen absoluta confidencialidad.

SUSCRIBITE PARA RECIBIR RECOMENDACIONES

CONTACTO

Cel: + 54 9 11 6768-5446

Email: contacto@circulardearte.com

El miedo y el poder

LA FUNDACIÓN

La mirada al pasado no es liviana, no debería serlo, la obra refleja mucho más que lo que su sinópsis abarca, Las miradas, los gestos y la tensión creciente lo demuestran.

Las miradas entre los personajes son precisas, la sonrisa de Estela Garelli es amarga, oscura, su personaje lo es. La pareja interpretada por Emiliano Diaz y Florencia Naftulewicz está nerviosa, tienen su futuro en manos de La Fundación. Buscan un hijo, buscaron uno durante 5 años hasta que decidieron pedir ayuda. Las reglas de la institución son inflexibles. El futuro hogar debe ser cristiano, respetar los evangelios, no debe torcerse el tallo.

La sociedad debe ser encaminada, guiada por los evangelios y es inminente que sea exterminado el virus ateo junto con la intensión rebelde.

La tensión crece de forma progresiva. La mujer de la pareja duda y cuestiona más y más a los procedimientos y a las autoridades. Sus inquietudes no son bienvenidas. Su marido prefiere seguir la corriente, viene de familia de militares, entiende más las cosas (o quizás menos). Ella pregunta por los padres de los niños, le aseguran que no aparecerán nunca. Esa certeza le da miedo, sus tajantes certezas le generan desconfianza.

La trama, con la información que existe hoy respecto de la dictadura es recibida de forma liviana por muchos espectadores, pero no lo es, sigue siendo cosa seria. El diálogo entre los 4 personajes es muy amplio, demasiado transparente para lo que realmente ocurría en aquel momento. La obra es contemporánea, el público debería trasladarse a aquella época, poner en el cuerpo de esa mujer asustada. El teatro puede ser un espectáculo, un homenaje, un divertimento, y acto político. Circular de Arte defiende que cada obra sea vista con los ojos apropiados, con la seriedad que se merece. La fundación no habla de una pareja que quiere tener hijos y decide adoptar, habla de una época, una estructura, del miedo, de la lucha y el poder.

Actúan: Emiliano Díaz – Estela Garelli – Florencia Naftulewicz – Santiago Schefer Escenografía: Emiliano Diaz Diseño de luces: STM Fotografía: Santiago Botet Prensa: Circe Cultural Asistente de dirección: Claudia Hercman Dramaturgia y Dirección: Susana Torres Molina

18.04.2017 Por Flor Carrasco

2 vistas