Seguinos en las redes y sé parte de la comunidad más

amplia de eventos compartidos de Argentina. 

 

Ingresá y registrate como miembro para poder

cargar tus eventos

 

 Tus datos no serán divulgados y tienen absoluta confidencialidad.

SUSCRIBITE PARA RECIBIR RECOMENDACIONES

CONTACTO

Cel: + 54 9 11 6768-5446

Email: contacto@circulardearte.com

Cielo y tierra

RAYUELA, O EL JUEGO DE LA VIDA

Los creadores y bailarines de Rayuela expresan, danzan y crean un relato, una relación. La calidez interpretativa se hace sentir como la potencia del la llama de un fósforo, intensa en su centro y delicada en su periferia.

El público que se acerca al teatro El cubo para disfrutar de RAYUELA es “gente de danza”. Son estudiantes, bailarines, docentes, coreógrafos, algunos muy conocidos, otros no tanto. Muchos ya saben lo que van a ver, otros están menos informados. Lo que todos saben es que van a ver danza contemporánea.

El escenario es grande, será intervenido sin vacilaciones en escena. La iluminación es cálida y precisa, a lo largo del evento genera climas mientras acompaña a los bailarines en su interpretación. La música completa el resultado narrativo.

El juego rayuela consta de tirar una piedra al suelo donde hay un dibujo de casilleros numerados que hay que saltar para llegar a esa piedra. En los extremos de la fila de casilleros están las palabras “tierra”, por la que se empieza, y “cielo” en el otro extremo.

El cielo y la tierra son apropiados por los bailarines a lo largo de todo el espectáculo. Los saltos acrobáticos desafían la gravedad y los acercan al cielo, mientras, que la “llegada a tierra” es fluida, arraigada y sin miedo.

La coreografía mueve el espacio, representa sentimientos. Los recursos utilizados provenientes de otros lenguajes son aprovechados. Los destellos de luz que provienen del escenario son intensos, se hacen sentir más de lo que alumbran, la tonalidad cálida y única llama la atención del espectador.

El relato está dividido, como los casilleros del dibujo del juego “rayuela”. Los cuadros se completan y los bailarines cuentan historias de amor, soledad, encuentros y desencuentros. La técnica que los preparó durante años se ve en cada movimiento, los ensayos también se hacen presentes. La precisión es utilizada para contar la historia, la gestualidad a disposición de cada momento. La perfección técnica no pretende ser expuesta sin un relato. Los bailarines además de danza y destreza física tienen algo que decir, algo que contar. Lo que queda es el juego. Las sonrisas son honestas, los movimientos dirigidos y asumidos, son verdaderos. El juego de los bailarines es disfrutado por ellos y por los espectadores.

Dirección: Analía González. Colaboración coreográfica en Duo de amor: Maximiliano Ramirez y Natalia Mussio. Bailarines: Nicolas Chavez, Analia Guzman, Alexis Ledesma, Ingnacio Saraceni, Soledad Mangia, Joaquín Tolosa, Karina Novelino, Natalia Mussio, Maximiliano Navarro, Maia Roldan Anconetani, Eduardo Virasoro. Artista invitada en “Tonada de luna llena”: Charo Bogain (Tonolec). Música: Yan Tiersen, Eric Satie, Kaledh Mouzanar, Simon Díaz, Chango Spaziuk y Ludovico Enaudi. Escenografía: Santiago “Tato” Fernández. Realización escenográfica: Marcos Pascual. Diseño de iluminación: Juan Ignacio Adriano. Iluminación: Juan Ignacio Adriano, Juan García Dorato y Manuel Albin. Vestuario: Julieta Harca y Eliana Kurtis Dick. Fotografía: Javier Menniti y Ale Carmona. Video: Damián Martinez. Coordinación técnica, arte y diseño: Jonathan Monge. Asistencia: Analía Guzmán. Producción: C.E.M. Compañía en Movimiento. Asistente de compañía: Patricia Ferro. Prensa: Débora Lachter Comunicación. Sede artística de la C.E.M: Pei Mei Estudio y El Cubo.

07.05.2016 Por Flor Carrasco

0 vistas